Más de un millar de personas participa de la movilización para visibilizar la diversidad LGTBI en un auténtico éxito de convocatoria

«¡Almería se merece su Orgullo!». La frase la lanzaba Antonio Ferre, presidente de la Federación Andaluza de Asociaciones LGBTI Andalucía Diversidad, como colofón a una marcha de la cual -valga la redundancia- bien pueden sentirse orgullosos. Más de un millar de personas marchó ayer por el centro de Almería para visibilizar la diversidad LGTBI y reivindicar por una sociedad que asuma esta diversidad en un marco de normalizado. Tras una pancarta en la que se podía leer «Almería haciendo visible la diversidad», decenas de personas sostuvieron una enorme bandera del arco iris de 15 metros de largo por seis de ancho y acompañaron a un grupo de percusión africana además de una gran carroza musical sobre la que bailaban chicos y chicas en un ambiente absolutamente festivo y alegre, sin cortapisas ni límites. Divertido y sonriente.

La marcha recorrió el interior del Casco Histórico de Almería y fue sumando acompañantes hasta llegar al Paseo de Almería en una gran manifestación multicolor, multiétnica, diversa incluso en cuanto a generaciones. Familias al completo -y muchos jóvenes y mayores- pasearon al ritmo de música ‘petarda’ y disco.

«Y el año que viene más», conminó Ferre, como habiéndose quedado con ganas de más. Pero la fiesta sólo había comenzado. Tras la lectura de un manifiesto reivindicativo al que dio lectura la actriz catalana LGTBI Itziar Castro -que puso bien firme al público a la par que arañó sonrisas y algunos vivas- la música volvió a tomar la plaza de Pablo Cazard, junto a la Escuela de Artes, para ser escenario de un concierto al aire libre en el que tomaron parte Los Koplowitz y que conminó a los centenares de asistentes a dejar de lado el pudor que pudieran aún mantener y romper a bailar entre banderas multicolores. Seguro que el año que viene habrá más.

Fuente: https://www.ideal.es/almeria/almeria/marcha-orgullo-tine-20180701010133-ntvo.html

Scroll Up