El SIDA aumenta en los países con más homofobia.

R.I. @abc_salud / MADRID. Una de las causas de que la epidemia de VIH y sida esté aumentando en algunos países de Europa es la homofobia. Lo acaba de comprobar un estudio de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres (Gran Bretaña), la Universidad de Columbia y la Escuela de Salud Pública de Yale (EE.UU.), el Centro Noruego de Conocimientos para los Servicios de Salud y el Instituto Robert Koch de Alemania al ver que los países más homofóbicos de Europa pueden ser el ‘caldo de cultivo’ para un aumento de casos de VIH entre los hombres homosexuales y bisexuales. El trabajo se publica en la revista «AIDS».

Un equipo internacional de investigadores de Europa y EE.UU. ha analizado el uso de los servicios relacionados con el VIH, la necesidad y comportamientos entre 175.000 hombres homosexuales o bisexuales que residen en 38 países europeos con diferentes niveles de homofobia. Y los datos han mostrado que los hombres que viven en los países más homófobos tienen menos parejas sexuales y son menos propensos a ser diagnosticados con el VIH. Además, sabían menos sobre el VIH, tenían menos probabilidades de usar preservativos y estaban en mayor riesgo potencial de contraer el VIH cuando mantenían relaciones sexuales.

A tenor de estos datos, los investigadores advierten de los efectos que la homofobia podría tener sobre la propagación del VIH. Para Ford Hickson, de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, «nuestros resultados son sorprendentes, ya que puede parecer que los hombres se ‘quedan en el armario’ en los países más homofóbicos tienen menos riesgo de infectarse con el VIH; sin embargo, -dice-, el ‘armario’ es un lugar difícil, vergonzoso y muy perjudicial para la salud mental y el bienestar». Ya demás está el hecho de que estas personas son más «ignorantes y tienen menos recursos y cuando se trata de sexo y el VIH. Y, debido a que cada vez es más sencillo lograr una cita gracias las apps de contactos, estas personas, aparentemente protegidas, podría sin embargo estar sometidos a un riesgo muy elevado».

Los investigadores midieron la homofobia nacional en todos los países europeos utilizando una combinación de las leyes de un país y los resultados de las encuestas de actitudes sociales. A continuación, analizaron datos de 175.000 hombres gay o bisexuales en los 38 países europeos que completaron la Encuesta Europea de HSH (EMIS) en 2010 para comparar el nivel de uso de los servicios relacionados con el VIH, las necesidades y los comportamientos entre grupos de hombres que viven en ppaíses más o menos homofóbicas países. España, según el Gay Romeo’s Gay Happiness Index, ocupa el puesto en cuanto a países más ‘amigables’ para los homosexuales y en Europa, según el Proyecto International Lesbian and Gay Association’s Rainbow European, obtiene un 69% de valoración (los mejores situados serían Reino Unido con un 86%, Bélgica y Malta, y los peores Armenia, Rusia y Azerbayán).

En términos de salud pública y prevención de la infección, los investigadores creen que sus hallazgos sugieren que se debe considerar nuevos enfoques para reducir la homofobia y no aumentar el riesgo de VIH. «Las investigaciones anteriores sobre la prevención del VIH en Europa han mostrado que hay cuatro intervenciones clave en la supresión de VIH: distribución de preservativos, la educación por pares, proyectos de educación y la divulgación y el acceso universal a los antirretrovirales para los hombres con VIH. Todas las autoridades de salud deberían trabajar en este sentido y también para proteger los derechos humanos de las minorías sexuales», concluye Hickson.